Nacho Hernando valora que el Gobierno de Pedro Sánchez se fije en el Plan de Retorno del Talento de Castilla-La Mancha para el que se pondrá en marcha en todo el país

Acercar Disminuir el zoom Imprimir

El secretario regional de Juventudes Socialistas, Nacho Hernando, ha valorado hoy que el Gobierno de Pedro Sánchez se vaya a fijar en el Plan de Retorno del Talento puesto en marcha por el Gobierno de Castilla-La Mancha para el que se quiere poner en marcha en todo el país, tras ser aplaudido por otras comunidades autónomas y por numerosas organizaciones que trabajan con jóvenes emigrados.

Hernando, que hoy ha presentado la campaña de bienvenida la Universidad en la caseta ‘La Roja’ del Recinto Ferial de Albacete, ha destacado además, como uno de los elementos más importantes de esta iniciativa, que cada persona registrada en esta plataforma cuenta con un mediador que les atiende de forma personalizada, no sólo para volver a España con un contrato indefinido o de investigación, sino también con ayudas para sufragar otros gastos asociados a la mudanza.

Tras recordar que la plataforma ‘on line’ de este Plan cuenta ya con más de 5.000 visitas de 60 países y más de 300 jóvenes registrados, el secretario regional de las Juventudes ha subrayado igualmente que el Gobierno de Castilla-La Mancha no trabaja sólo por favorecer el retorno de los jóvenes que se vieron obligados a emigrar en la pasada legislatura ante la falta de oportunidades, sino también por la retención de éste con un importante conjunto de medidas.

Así, ha remarcado que estudiar hoy en la Universidad de Castilla-La Mancha “es mucho menos costoso y mucho más fácil para todas las familias” gracias a que la región se ha convertido en la primera comunidad autónoma que equipara los precios de máster a los de grado, “lanzando un torpedo a la línea de flotación de la Ley 3+2 que impide que haya una educación superior en másteres accesible para todas las familias”.

Asimismo, ha repasado otras medidas como el fraccionamiento del pago de la matrícula en hasta diez plazos, las ayudas de 100 euros cuando el alumno o alumna se tengan que trasladar a otra provincia de la región para poder cursar estudios universitarios o el incremento de la inversión pública por estudiante, consiguiendo que se destinen más recursos a cada uno de los alumnos y alumnas de la región que desean realizar sus estudios en Castilla-La Mancha.

“Hoy podemos decir alto y claro que estamos en una posición mucho mejor no sólo para los alumnos y alumnas, sino también para los trabajadores de la Universidad, que pueden ver como acabamos de firmar el mejor acuerdo financiero en la historia de esta institución, que le permite tener un horizonte financiero estable, sobre el que crecer y sobre el que poder poner en marcha nuevas titulaciones que nos permitan seguir estando a la cabeza”, ha enfatizado.

Hernando ha subrayado que “ahora, los jóvenes que nacen, crecen y estudian en Castilla-La Mancha se quedan, tienen oportunidades de trabajo”, algo que se refleja, ha añadido, en las cifras de paro juvenil, que han bajado más de un doce por ciento en los últimos tres años, en el saldo migratorio de este colectivo, que desde 2016 se mantiene en tasas positivas, o el incremento de jóvenes ocupados.

Un modelo basado en los recortes frente a otro que apuesta por la Universidad

Por su parte, Manuel Martínez, secretario de Universidades de la Ejecutiva Regional del PSOE-PSCM, ha celebrado “la apuesta y el compromiso claro” del Gobierno del presidente Emiliano García-Page por la Universidad pública, “uno de los pilares del crecimiento regional, simbolizado de manera muy clara en el convenio firmado con la Universidad de Castilla-La Mancha, que garantiza la sostenibilidad y el crecimiento de ésta”.

“Los ciudadanos de Castilla-La Mancha van a tener sobre la mesa dos modelos muy claros. Por un lado un modelo de Cospedal, apoyado por Paco Núñez, que decía claramente que había que recortar presupuesto de la Universidad, hasta un 40 por ciento, con menos estudiantes por la subida de tasas y un diez por ciento menos de personal, y por otro, el del Gobierno de García-Page, que cada año aumenta el presupuesto para la Universidad y abarata los precios públicos para que las familias puedan permitirse el lujo de estudiar en su tierra”.