Siria: es necesaria la acción urgente para salvar la vida de miles de niños en la frontera con Jordania

Acercar Disminuir el zoom Imprimir

“En las últimas 48 horas otros dos niños, un niño de cinco años y una niña de cuatro meses, han muerto en Al Rukban, cerca de la frontera entre Siria y Jordania, sin acceso a un hospital”.

 Pese a que la clínica apoyada por la ONU que se encuentra dentro de Jordania y cerca de la frontera continúa ofreciendo servicios sanitarios para salvar vidas de manera urgente, se necesita una atención sanitaria más avanzada, de momento solo disponible en hospitales. 

 La situación de unas 45.000 personas, - muchas son niños-, seguirá empeorando con la llegada del frío en los próximos meses, especialmente cuando las temperaturas caigan bajo cero, en unas condiciones desérticas y hostiles.

 Los dos niños en Al Rukban están entre los muchos, muchos niños en Siria y en toda la región que han muerto en un conflicto del que no son responsables en absoluto. Sus vidas han sido truncadas, sus familias se quedan rotas para siempre.

 ¡Estamos fracasando al no ser capaces de poner fin a la guerra contra los niños en Siria!

 Una vez más, UNICEF pide a todas las partes en el conflicto en Siria y a aquellos que tienen influencia sobre ellos, que permitan y faciliten el acceso a los servicios básicos incluyendo atención sanitaria para las familias y los niños. Esto es lo mínimo para preservar la dignidad humana de estas personas.

 Por encima de todo, ya es hora de poner fin a la guerra contra los niños. La historia nos juzgará, y las muertes de estos niños, muchas de ellas por causas prevenibles, quedarán en nuestras conciencias”.