El Ayuntamiento de Castellar de Santiago construye charcas para anfibios en tres localizaciones, en colaboración con Ecoherencia

Acercar Disminuir el zoom Imprimir

Se ha restaurado una finca agrícola perteneciente a la Red Natura 2000 con la construcción de dos charcas para anfibios y la plantación de 60 árboles y arbustos autóctonos y se ha firmado un acuerdo de custodia del territorio a diez años para llevar a cabo su mantenimiento y seguimiento.

El Ayuntamiento de Castellar de Santiago en colaboración con Ecoherencia construye charcas para anfibios en tres localizaciones gracias a la participación de más de 200 personas.

En el proyecto, que ha involucrado a personas voluntarias desde el inicio, han participado más de 200 personas en diferentes etapas: reuniones previas, rellenando encuestas y siendo parte del diseño del proyecto, usando metodologías participativas, visitando los espacios naturales, construyendo las charcas, reforestando o llevando a cabo el mantenimiento o el seguimiento de las mismas.

El proyecto “Restauración de ecosistemas y participación ciudadana: construcción de charcas para anfibios” con el apoyo del Ministerio de Transición Ecológica, a través de la Fundación Biodiversidad, concluye con la construcción de dos charcas para anfibios en cada una de las localizaciones: Castellar de Santiago, Jerez de la Frontera y Las Rozas de Madrid.

Los anfibios son el grupo de vertebrados más amenazado del planeta, el objetivo con la creación de charcas es recuperar esos hábitats que han ido desapareciendo principalmente por el cambio de uso del terreno, la fragmentación o la roturación excesiva de los campos. De esta manera, se proporcionan espacios para que las diferentes especies de anfibios presentes en nuestros ecosistemas puedan reproducirse y desarrollarse con normalidad.

En Castellar de Santiago se ha restaurado una finca agrícola perteneciente a la Red Natura 2000 y se ha firmado un acuerdo de custodia del territorio a diez años para llevar a cabo su mantenimiento y seguimiento. Se han restaurado 1650 m2 con la construcción de dos charcas para anfibios y la plantación de 60 árboles y arbustos autóctonos.

El proyecto ha tenido la duración de un año y ha contado con la colaboración de las empresas Lush y Lafarge Holcim, así como de los Ayuntamientos de Castellar de Santiago, Jerez de la Frontera y Las Rozas de Madrid.

Como cierre al proyecto se ha realizado un manual para que cualquier persona interesada pueda construir una charca para anfibios ya que es labor de todos recuperar las poblaciones de estos vertebrados.